Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Más información.

X

Pedir cita

He leído y acepto la política de privacidad

Bienvenido a la web de Clínica EMECE

Blog

Se aviva el debate sobre el aborto en Costa Rica

Se aviva el debate sobre el aborto en Costa Rica

Con esta manifestación se busca exigir a Carlos Alvarado, actual presidente de la República el cumplimiento del art. 121 del Código Penal donde se permite el aborto terapéutico, norma que dejó lista la anterior administración.

En dicho artículo también se establece el perdón judicial para casos de embarazo provocados por una violación y el causado para salvar el honor propio, es verdad que quedan en manos de una decisión judicial que si lo decide puede penalizarlo.

Hace dos años obligaron a una mujer embarazada a dar a luz a un bebé que murió al nacer cómo habían previsto los médicos, esta mujer después de alumbrar a su bebé fue llevada a una sala llena de mujeres dando el pecho a sus niños recién nacidos, es por ello que interpuso una demanda contra el Estado de Costa Rica por negarle el aborto terapéutico ante la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)

El Gobierno anterior al de Carlos Alvarado prometió a esta mujer aprobar una ley para garantizar el aborto terapéutico, por ello decidió retirar la demanda. Pero tras el incumplimiento del Estado de lo prometido ha decidido de nuevo retomar la demanda para que se garantice el acceso al aborto.

Ana María Rodríguez que pertenece al movimiento Legal Costa Rica demanda que los derechos reproductivos de las mujeres sean respetados y que se firme la norma técnica del aborto que ya existe en el Código Penal. Busca garantizar un proceso hacia la legalización total del aborto.

Costa Rica es un país donde se pueden registrar hasta 500 embarazos al año en niñas menores de 15 años, muchos de estos embarazos son provocados por abusos sexuales ya sean de familiares, amigos o desconocidos. Esto provoca un daño casi irreparable para las niñas de nuestro país que tienen que traer al mundo niños no deseados.

No puede entenderse que después de pasar una violación una niña sea obligada a tener al bebé, tendría que ser libre para poder elegir, muchas de ellas son tan jóvenes que no tienen su cuerpo lo suficientemente desarrollado para llevar un embarazo.

Desde el año 2011 la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer piden al Estado de Costa Rica que reconsideren el aborto legal para casos de violación o incesto.